Se necesitan: Un imán pequeño

Una fotografía chica del aludido

15 cm. de tela roja

Una fotografía chica tuya

Hilo rojo.

Se pone el imán entre la foto tuya y la de él, ambas dándose la cara, amarra con el hilo hasta que queden bien seguras, guarda debajo de tu almohada durante tres noches seguidas y antes de dormirte, concéntrate en lo que quieres que se realice con él. La cuarta noche pones las fotografías con el imán dentro de una bolsita de tela roja; la que llevarás contigo a todas partes hasta que el galán caiga redondito.

0 comentarios: